Cómo tratar temas sexuales con niñxs y adolescentes

Parece que a las personas adultas nos cuesta tratar ciertos temas relacionados con la sexualidad con lxs más jóvenes (con respecto a sus genitales, la menstruación, el porno, sus relaciones, la masturbación,…) y nos ponemos nerviosxs si surge el tema o nos preguntan directamente, pudiendo negar la información u ofreciendo una mentira o una verdad a medias para salir del paso, dejando el tema como algo que tenemos que tratar con ellxs más adelante, pero….¿ese momento llega alguna vez?

Con este post intento aclarar los puntos más importantes a tener en cuenta al tratar temas sexuales con nuestrxs hijxs y alumnxs:

    • No es necesario esperar a que nos pregunten o a que creamos que está preparadx para la “charla”. La sexualidad implica tantísimos aspectos que es imposible que no hayamos tratado ya alguno de ellos (desde la manera de relacionarnos con nuestro propio cuerpo, de percibirnos y respetarnos, hasta las muestras de cariño, pasando por cómo nos desarrollamos, el ejemplo que damos consciente e inconscientemente y muchísimos más). Lo importante es ser consciente de esto para responder de la manera más adecuada. Por tanto, podemos hablar de sexualidad desde que nacen.

    • Si preguntan, responder siempre. Establecer un clima donde no se sancionen las dudas y que nos vean como referentes de información facilita que se encuentren cómodxs a la hora de plantearnos temas más personales.

    • Ser sincerxs. Podemos utilizar algún tipo de metáfora para explicar algún funcionamiento, pero es importante llamar a las cosas por su nombre y, si algo no lo sabemos o tenemos dudas, podemos buscar la información con ellxs, asegurándonos de que las fuentes sean fiables.

    • Podemos comenzar preguntándoles que saben ellxs. Es un modo estupendo de coger carrerilla para tratar el tema en cuestión.

    • Adaptar la respuesta a la edad y capacidad comprensiva. No debemos preocuparnos si pensamos que no lo entenderán, existen muchos recursos (libros y vídeos) para todas las edades a los que podemos recurrir como apoyo.

    • Utilizar la cotidianidad para tratar algunos temas (ante imágenes que vemos en la tele, cuando estamos en el baño, cuando alguien cercano está embarazada,…)

    • Centrarnos en aspectos positivos. La parte de protección y riesgos es muy importante, pero es esencial que vean y sientan su sexualidad como algo placentero, satisfactorio y enriquecedor. De este modo entenderán muy fácilmente que todo lo que no sientan así, será otra cosa, pero no sexualidad.

Escrito por: Inma Ríos (psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja)

Imagen: Pixabay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s