Sexo confinado

Estos días de confinamiento están alterando nuestra rutina y, aunque llevamos ya un tiempo y vamos readaptándonos a marcha forzada, puede que algunas de nuestras necesidades y costumbres se hayan visto alteradas, tanto por su imposibilidad, como por su complicación o por su facilidad. Nuestra vida sexual es una de las afectadas sí o sí, a no ser que fuera inexistente antes de todo esto.

Si nos referimos a la masturbación, puede ser que estar todo el rato rodeado de familia dificulte la intimidad, pero siempre es posible sacar un momento propicio para darnos amorcito. También puede suceder lo contrario, que estemos a solas y dispongamos de este tiempo extra, en este caso puede ser muy excitante cambiar la rutina masturbatoria (otro horario, otra luz, otro espacio en casa,…)

Si tenemos una vida sexual activa pero sin pareja estable o sin compartir el confinamiento con ella, notaremos el mayor cambio, teniendo que recurrir al apartado anterior. !No está mal¡, podemos aprovechar para redescubrir nuestras zonas erógenas con calma, pero no está todo perdido. El sexting, el sexo telefónico y el cibersexo pueden ser un recurso de lo más gratificante durante estos días, pero ¡OJO!, mucho cuidado con las plataformas que utilizamos y la confianza que nos merece la otra persona.

Cuando el confinamiento nos pilla conviviendo a solas con nuestra pareja (y la relación es saludable), puede ser un momento de lo más sexual y excitante, pero tampoco te preocupes si no es lo que está pasando. Muchas veces creemos que si tuviéramos tiempo o la oportunidad de hacer algo, lo haríamos sin parar, pero no es cierto. Si algo te gusta y te apetece realmente hacerlo, se suele hacer a pesar de ciertos inconvenientes. Lo que no puedes esperar es que lo esteis haciendo a todas horas si antes tampoco lo hacíais cuando teníais ocasión. Aún así, no te desmoralices, todavía se puede reavivar la llama si queréis (atentx a los consejos finales).

La situación que puede parecer más complicada para disfrutar del sexo es la de quedarse confinados con la pareja y lxs hijxs, pero no te creas, esta situación es complicada hasta sin confinamiento…jajaja…. Pero sí es cierto que el tener que convivir 24h con la pareja (aquellos que teletrabajen o no lo estén haciendo en estos momentos) puede crear momentos muy dispares (pasar del amor al odio en minutos), pudiendo afectar a las ganas de tener sexo con el/la otrx. Más si también implica el cuidado 24/7 de lxs pequeñxs. Los momentos para compartir son muchos, pero la intimidad escasa. Aún así, existen ¡y lo sabes!

Aprovecho para daros algunos consejillos para tener la actitud erótica en pareja más a flor de piel y disfrutar de nuestra sexualidad en estos días:

    • Arte erótico: Podéis compartir en pareja el visionado de películas eróticas o con un alto contenido en tensión sexual, leer literatura erótica, investigar sobre juguetería y cosmética erótica.

    • Sexting: Puedes sorprender a tu pareja con una foto sexy, provocadora o sugerente desde el otro lado de la pared. Seguro que no se lo espera.

    • Fantasías: Puede ser el momento de compartir fantasías sexuales, de crearlas juntos o simplemente disfrutar de ellas. No es necesario llevarlas a cabo (aunque siempre suma), podéis deciros al oído aquello que os gustaría hacerle o lo que os gustaría que os hiciera. También podéis crear el guión de una escena erótica ambxs a la vez o por turnos. Uno puede empezar la descripción de la escena y se lo pasa al/a otrx para que la continue, pudiendo leerla juntxs al terminarla.

    • Cita: Podéis preparar una cita en vuestra propia casa una vez se duerman lxs peques, cuidando los detalles, como si estuvierais fuera de casa. Si lxs hijxs son mayores, podéis establecer y acordar momentos de intimidad, donde cada miembro de la familia pueda disfrutar de lo que más les gusta sin molestar a lxs demás.

    • Premios: Podéis crear un bote lleno de papelitos donde escribáis pequeños placeres que os encantaría recibir o disfrutar con la pareja (ducharse juntos, masaje, bailecito, caricias, prácticas sexuales,…) e ir sacando un papel al día para disfrutaros.

    • Expresión no verbal: La cotidianidad hace que nos miremos sin vernos, todo rápido, todo obligaciones. Podemos aprovechar para cuidar la manera de mirar, tocar y el tono que utilizamos con nuestra pareja. Ser conscientes de cómo lo hacemos y de cómo nos responde el/la otrx consigue que conectemos y el tiempo se pare un poco para permitirnos disfrutar.

Estos consejos no son exclusivos para el confinamiento, pero podemos aprovecharlo para ponerlos en práctica y coger carrerilla para cuando todo esto acabe.

Escrito por: Inma Ríos (psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja)

Imagen: Pixabay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s