5 cosas que toda madre y padre primerizo debería tener en cuenta

Cuando se va a tener un hijo o una hija por primera vez pueden darse varias formas de enfrentarse emocionalmente con la situación:

    • Quienes se leen todos los libros habidos y por haber, buscan y siguen a cantidad de pediatras, psicólogxs especializadxs, doulas,… para estar lo mejor informadxs posible y aplacar la ansiedad que suele generar lo desconocido.

    • Lxs que están más despreocupadxs, porque “todo el mundo tiene hijxs y no pasa nada” y van enfrentándose y disfrutando de las situaciones conforme se dan.

    • Aquellxs que tiran, casi al 100%, de familiares más expertxs en el tema de la crianza y cuidado de bebés para tomar ejemplo “in situ”.

Este artículo va para lxs primerxs, porqué ese ansia por estar preparadx antes del nacimiento de la criatura es la que te ha llevado hasta aquí. Pues vamos con unos cuantos consejos para que tu bienestar emocional y el de tu hija o hijo se vean reforzados.

1.- No te precipites → Antes de ponerte a comprar a lo loco todos los productos para bebés, habla con otras madres y padres y, a través de su experiencia, selecciona aquello que realmente sea útil y necesario en tu caso. Cosas básicas hay pocas, lo demás ya lo irás consiguiendo cuando surja la necesidad.

2.- Planifica → Tener un plan para el parto tranquiliza bastante. Esto consiste en hablar con tu pareja y con las personas que vayan a asistir el parto las posibilidades de actuación (durante la dilatación, posiciones durante el parto, condiciones y opciones de anestesia, posible cesárea, gente que queréis que presencien a ayuden en el parto, posibilidad de poner límites de intervención médica si el parto se da en condiciones óptimas,…). Soy consciente de que en todas partes no ponen facilidades para todo esto, pero si no preguntas, no lo sabrás.

3.- Respeta el apego → Vosotrxs decidís si queréis visitas los primeros días de vida del/a bebé, pero es importante que respetéis el periodo de acomodación, descanso y apego madre-bebé. Aquí tengo que decir que la presencia, contacto y amor que transmite el padre o pareja no gestante puede ser fundamental en el sentimiento de unión y apoyo como familia y como pareja.

4.- Coge en brazos → El/la bebé no tiene otra forma de expresarse que mediante su expresión facial, si le están mirando directamente, y mediante el llanto. Por tanto, si llora es porque te quiere decir algo. No lloran porqué sí, ni se trata de una manía que tienen y que hay que extinguir (por favor). Además, la única manera que tienen de sentir que realmente les vas a atender es a través del contacto y, a partir de ahí, ya van influyendo el resto de sentidos. No hay mejor manera de recibir y dar amor que con los abrazos.

5.- Cuídate → Ser madre o padre no es un cargo que anule el resto de cosas que has sido hasta el momento. Se trata de un aspecto más en tu vida. Un aspecto muuuuuuy importante, pero no tiene que excluir a los demás si deseas mantener un equilibrio físico y mental. Está claro que hay que ajustar los tiempos de dedicación a cada faceta de tu vida. Redúcelos, pero no los anules si te hacían feliz. El ejercicio físico, las relaciones sociales, el ocuparte de tareas ajenas a tu labor de crianza, el aire libre y la intimidad con tu pareja te van a ayudar a sentirte mejor. Está claro que, en cuestión de prioridades, tu bebé va a ser la principal, pero hablamos de prioridades, no de exclusividad. No te focalices únicamente en él o ella.

Escrito por: Inma Ríos (psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja)

Foto: Esther, Toni y Jimena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s